Ir al contenido principal

Entradas

Estar a punto de morir

Estar a punto de morir parece una buena forma de conseguir que te valoren como persona. Aunque es mejor morir.


Lo preocupante no es acumular mierda dentro, lo preocupante es no cagar.


Por desgracia, siento que ya sé todo lo que necesito. Por suerte, todavía no es suficiente.


No lo digo por despecho ni rencor, simplemente, algunas tías buenas son especialmente malas.


Sin mí no soy nada.


Poeta atormentado, poeta petardo.


Lista de la compra: cerveza sin alcohol, fruta, canela en rama.


Cuidado con los enfermos de literatura: se permiten mentir por belleza.


Entradas recientes

El genio de la multitud

hay suficiente traición, odio violencia absurdidad en ser humano
medio para alimentar un ejército cualquiera un día cualquiera

y los mejores en matar son aquellos que predican contra ello
y los mejores en odiar son aquellos que predican amor
y los mejores en la guerra finalmente son aquellos que predican paz

aquellos que predican a dios, necesitan a dios
aquellos que predican paz no tienen paz
aquellos que predican paz no tienen amor

cuidado con los predicadores
cuidado con los sabedores
cuidado con aquellos que siempre están leyendo libros
cuidado con aquellos que o detestan la pobreza
o están orgullosos de ella
cuidado con aquellos rápidos para halagar
ya que necesitan halagos de vuelta
cuidado con aquellos que son rápidos para censurar
temen lo que no conocen
cuidado con aquellos que buscan multitudes constantes ya que
no son nada solos
cuidado con el hombre medio la mujer media
cuidado con su amor, su amor es medio
busca la media

pero hay genio en su odio
hay suficiente genio en s…

El amor es uno

Los tiempos cambian,
las voces también.
El amor es uno.
¡Decídete!


Audiolibros: es una gozada poder leer mientras se friega.


Cuando no tengo tiempo quiero hacer cosas que cuando tengo tiempo no quiero hacer.





La mayor ficción de todas

Existen libros de bolsillo pero faltan bolsillos de libro.


Somos hormigas que cuentan historias.


Una historia oída en el pasillo del hospital, entre una limpiadora del hospital y una enfermera. La enfermera le ha preguntado a la otra por "el hijo de puta". La limpiadora le ha contado una historia de uno que le azotó el culo mientras limpiaba y, estando solos, le dijo que a ella no le tocaba nadie sin permiso y que como le volviera a tocar le metía una hostia que lo estampaba contra el cristal. "No volvió a dar problemas en todo el ingreso".


Una bio para Twitter:

Amo de casa y escritor. Me pagan por otras cosas.


Historia en la que varias personas de una familia van consiguiendo sus metas, solo para que al final, después de que todo pareciera perfecto, cada uno pierda sus logros en poco tiempo. Con estos nuevos reveses, la historia termina con una reunión familiar, en una comida en la que todos comienzan a bromear sobre sus penurias. Fin.


En la plaza frente a mi casa…

La estructura que subyace al mundo entero

Hablando de terraza a terraza en la calle, sentados y tomando algo, los que parecen los propietarios de sendos negocios: un restaurante hindú y un lounge bar.
El hindú: ... pero yo tengo nacionalidad española, no como tú.
El otro: Yo no quiero...
—¿Pero tú puedes votar al ser europeo, con eso de la Unión Europea?
—Sí, pero paso de perder oxígeno y tiempo.


Te sientas en la paz del gran parque, concentrado en no hacer nada. Se amuerma la mente y el descanso se acerca, en mitad del silencio verde. Entonces suenan unas campanas que te hacen recordar: existe el tiempo.


La iluminación pinta la pintura. Por eso los museos deberían cuidarla mucho más.


El gran espaciado
de una poesía
sólo es
en buena parte
una forma de dar importancia
a las palabras.


En la plaza Jovellanos, Gijón, entre conversaciones de terraza, grupos de gente con sus botellas de sidra -alguien escancia de vez en cuando-, niños jugando y palomas, estoy sentado en el banco de piedra que rodea a un árbol. Mientras me viene el …

Leche y cerveza

Otra versión de "sexo, drogas y rock&roll": masturbación, alcohol y música clásica. Y otra más fina: caricias, zumos y pop.


Que te guste una flor todavía no es signo de que seas un retrógrado, pero dale tiempo.


Niño paseando con su familia: "Mi amigo tiene 62 seguidores y ha ganado 2 en un día, ¡para que veas!".


Yo en la bici. En una acera en la que cabíamos ambos, un hombre se me ha puesto en medio de pronto, señalando la carretera y diciendo: "Tú por ahí". He bajado a la carretera forzado, diciéndole: "Por usted, claro". La carretera venía en sentido contrario.


Hoy he entrado en una librería y he salido sin un libro.


Lista de la compra: leche y cerveza.


Idea para libro: "Notas del móvil".


Idea para libro: "Varios días de mi vida". Contando el día, la transparencia vacía de algo que se queda en nada.


(Breve autobiografía)
Un miserable pasatiempo.


Nos acostumbramos a lo bueno y lo damos por hecho demasiado demasiado demas…

Siete libros, siete fotos

No estoy en mi mejor momento para hablar bien de nada, ni siquiera de cosas que me gustan, pero he secuestrado este momento nocturno con premeditación y más vale pedirle recompensa. Hasta lo que se ama se puede odiar en momentos extraños. Y hay momentos extraños, y no tan extraños, en los que da por odiar todo, sin razón. Todo se afea, todo se achica y todo lo pudre el ojo podrido. Y después de eso, todo es más confuso. Pero uno todavía puede acordarse de quién es, en la distancia, y rescatar sus amores, porque los recuerda, y hablar bien de ellos. A pesar de que los inunde la melancólica impresión de que las sensaciones que un día me hicieron sentir han quedado ya, inalcanzables e irrepetibles, en el pasado, empañadas por mi visión atrofiada del presente.

Me han sugerido listar siete libros y he querido hacerlo, porque me gusta pensar en libros y me gusta pensar en mis libros, y me gusta pensar por qué pienso que son mis libros, etc. Y porque por suerte no son muchos, pues, aunque sí…

Un límite

No acumulo más tristeza porque no tengo más tiempo.


Mucho leo, mucho veo, nada avanzo.


Mi aguante de una vida ordenada tiene que tener un límite, y en las puntas de los dedos empiezo a sentir que se acerca. El derrumbe no será placentero, pero sí liberador. El cuerpo me pide una implosión, destructora y creadora.


Ya lo tienes todo: llegó el momento de aceptar que nada sirve.


La Iglesia buscando Santos y resulta que estaban todos en Twitter.


Me gusta la idea que hay de fondo tras todas las redes sociales y no me gusta ninguna red social.



La mortalidad de los edificios

El primer paso para poder hacer una obra maestra: perderle el respeto.


Se hace raro pensar en la mortalidad de los edificios. Extrañamente, la tenemos menos asumida que la nuestra propia.






Noche en San Patricks con una libreta

Hay que escribir. Sea como sea. En un bar atestado de gente también vale. Con un franchute por ahí con una partida de ajedrez pendiente. Con el móvil de su chica porque él no tiene Whatsapp, etc. Con Wasmo a un lado y Merce al otro, y con la patente ausencia de Gianella y Dani Jaén. Malagente. Dice Merce que le dan ataques de escribir. Que el otro día, en la Pécora, le dio por escribir durante 3 horas y media. Dice Wasmo que es uno de los mejores escritores de España (se descojona). "Y apunta: y lo digo sin equivocarme".
Wasmo: "Hoy he pensado una cosa: por qué no se puede hacer del mundo una cosa más humana."
Merce: "¿Como qué?"
W: Comfort dentro de la banalidad.
M: ¿Le das la vuelta?
W: Si ya estoy vivo, han elegido mis padres, que son unos putos guarros, por mí, y tengo que estar aquí.
M: ¿Para conseguir qué?
W: Para hacer una paella gigante y que la gente la fume (...). Me ralla todo, me ralla todo...
M: Le ralla todo, es normal.
W: El punki se ha mue…

Cada día soy uno

No es que no sepa quién soy, es que cada día soy uno.


Piensa en un hipotético desconocido que te enerva porque se pone borde contigo en una situación aleatoria. Si supieras que tiene un problema mental, le perdonarías la indiscreción enseguida. Entonces, ¿por qué no tomártelo como que tuviera un problema mental y dejarlo pasar enseguida? Claro que, ¿qué dice eso de ti y de tus prejuicios y paternalismo hacia la gente con problemas mentales? ¿De pronto te descubres en una luz que te deja feo y eso te incomoda? ¿Vas a solucionarlo? Entonces... ¿ahora pasarás a ser implacable con el que tenga un problema mental, con el santo propósito de no discriminarles?


La inminencia de lo ineludible minimiza la impresión de que se pueda hacer lo imposible.


Hay un pequeño terror que se esconde en el buzón cuando no puedes ver su contenido desde tu altura, y para comprobar si hay algo, sin mirar, metes la mano hasta el fondo.


No sé si es paradójico: a los populistas me los creo más y a la vez, me fío m…

Fraseología

Otra autodefinición, porque me gusto:

Incapaz muy competente.


La libertad es otro tipo de cadena: una indetectable.


En última instancia, ¿no es todo escritor un fraseólogo?


Todo hablar es lanzar una botella al mar.


La magia existe en coloridas volutas que se arremolinan, agitadas y felices, siempre más allá de mi alcance.


Al borde del precipicio, mantener un pie en el aire, sobre el abismo, y nunca dar el paso.


Al filo del dolor, cortar.


Cuidado cuando todo encanta: también todo harta.


Hay un punto en el que solo lo absurdo tiene sentido.





Se fue

El silencio, que sabe disfrazarse de ruido ensordecedor, es la primera musa.


Mirar a los ojos tiene algo de intrusivo. Cuando miramos a los ojos de un desconocido, podemos sentir que sabemos algo de esa persona.


Mi dolor es lo de menos.

(Y sin embargo, para mí es lo máximo).


Crecen las uñas: sigo vivo.


Por muy diestro que seas, para cortar las uñas de la mano derecha necesitas la izquierda.


Conviene saber por qué vivimos y por qué nos desvivimos. Y si no coinciden, ¿por qué?


El desamor nos hace invencibles sin objetivo, y el amor, inútiles con propósito.


La gente que tiene muy claras las cosas da igual si están en lo cierto o no: son los que cambian las cosas.


Veo a un famoso sujetando un objeto de promoción y siento que es el objeto el que sujeta al famoso.


Con lo que nunca hago las paces es con que el trabajo te dé la vida a base de quitártela.


—¿Recuerdas lo que hizo en el mejor momento de su carrera?
—Se fue.



Amores de marinero

Lo admito: cuando voy a correr, bajo por el ascensor.


Amores de marinero.


La cruda realidad es que me da igual: quemaría todo mi trabajo remunerado por salvar uno de mis borratajos, o por dos líneas medio absurdas escondidas entre los papeles de mi escritorio.


(En una charla en el Museo de la Evolución Humana, Miguel Molina, cámara de Félix Rodríguez de la Fuente, sobre los animales troquelados que usaban:)

"Los animales trabajaban por hambre... Bueno, como el hombre."


Lo que se suele decir: "si no existiera, habría que inventarlo".
Lo que no se suele admitir: "si no existiera, yo no lo habría inventado".


Es bastante tontería lo de que algunos hacen de la ciencia una religión, aunque de todo hay, pero es cierto que algunos no creemos con 'devoción'.


Estoy yendo a la estación de autobús, un tío sale de un bar a mi paso con alegría: "¡Qué buen día hace, chico! ¡Qué elegancia de día!". Miro para atrás, donde estaba. Me dice: "Dan ganas…

Creer, crear, criar y croar

Quién pudiera escribir palabras con el peso exacto de la pena interna, nocturna, suprema.


Creo que creo (de crear).


Se hacen muchas estupideces con buenas intenciones.


Pero ¿qué puñetera necesidad tenía la Nada de crear Todo?

Y si existiera Dios: ¿qué puñetera necesidad tenía el Todo de crear Nada?


Los bebés y los animales conectan con lo primigenio de la vida.


La vida de un incapaz: una omnipresente pena con rayos sueltos de luz.


Iba con la bici por la ciudad, mirando los edificios, sin prisa (iba al trabajo). He pensado: "¡Querría vivir fuera de la ley!". Entonces he entrado en el paseo de la Isla, y en lugar de coger el camino central, el más bonito, me he metido en el carril bici.


Intento creer con criterio y crear sin él.


Prácticamente todo lo que afirmamos conlleva alguna incorrección. Si cada cosa que fuéramos a decir tuviera que ser Verdad Absoluta, no podríamos hablar.

Vaguedades

Leo con nostalgia el mensaje de una antigua amiga que hace más o menos un año me escribía, tras ponernos un poco al día después de años de desconexión, sorprendida de que estuviera dedicándome sobre todo al mundo audiovisual, sin haber escrito algo publicable. Yo creía, me decía, que para este año ya estarías publicando un libro. Seguro que tienes algo por ahí, ¿no? Aunque sea una recopilación de relatos. Algo se me clava en el pecho. No tuve nada que decirle, ni lo tengo. Vaguedades. Y guardarme la pena de no haber hecho honor a sus expectativas, ni a las mías.

Ansío la frescura

Por desgracia, la defensa contra los calores desmedidos conlleva un enfriamiento, por mucho que guste la lumbre.


Mi identidad es una incógnita con pasado montada en una emoción.


Aunque por física el sonido se expande en todas direcciones, los medios de comunicación (Internet incluido) permiten que el ruido sea direccional.


El arte busca, la ciencia encuentra, la filosofía ordena.


Lo mejor  que podemos hacer por la cultura en la mayoría de los casos es aplaudir.


Ansío la frescura.


Una teoría divertida (al menos para mí):

Vivimos en un universo sin verdadero orden ni relaciones de causa-efecto. Lo que ocurre es que, dentro del vasto caos de un universo aleatorio, vivimos en un fragmento donde existe una casualidad enormérrima que, punto por punto, en cada ocasión, por inverosímil que parezca tanta coincidencia, da la impresión de que existan unas leyes de la naturaleza coherentes y constantes. Para más confusión, solo en excepcionalísimos momentos esa enorme casualidad de la causalidad …

Aprender a agradar

El precio que se paga por el arte no indica ni su calidad ni su valor al resto del arte, aunque sí indica una idea compartida de su valor entre el tasador y el comprador. Para valorar obras de arte de forma justa y personal, lo primero que habría que hacer, sea la que sea, es ignorar su precio y su autor. Lo del autor es debatible. Lo del precio solo es debatible si dicho precio forma parte de la obra.


Pancorbo: la espina del dragón.


El polvo ni se crea ni se destruye, solo se reproduce.


Se barre bien sentado.


¿Arte igual a emoción?


Puede ser que aprender a escribir, igual que aprender cualquier arte, sea aprender a agradar. Y por alguna razón, esa idea me escandaliza.

Creación y dinero: las grandes preguntas

Hay una gran cuestión para un creador que se quiere mantener "puro" en su creación: ¿hasta qué punto venderse? El más purista quiere hacer su arte y punto. Es algo ideal. Pero no paga las facturas. Y es complicado hacer solo tu arte -y punto- sin pagar las malditas facturas. Porque respirar pasa factura. Estar en el mundo pasa factura. Por eso es tan fácil que los padres vean a sus bebés como una gran deuda a pagar eternamente. Y por eso es tan fácil que los que podrían ser padres no lleguen a ver a esos bebés.

Volviendo a la tensión de la creación y el dinero. Las dos soluciones extremas son: uno, crear con toda fidelidad a los criterios propios, sin intentar vender siquiera; dos, tratar de vender por todos los medios imaginables, aunque implique cambiar la visión creadora, la forma, el resultado, lo que sea. Entre los extremos hay infinidad de variantes, si las consideramos así por diferencias en sutilezas aquí o allá. Pero entre los dos extremos hay una diferencia clave, …

Honestidad intestinal

Corro, no porque me guste correr, sino porque me gusta dejar de correr. (Y la verdadera razón: porque espero reducir algo la lorza). Siguiendo esa lógica, igual tengo que empezar a ayunar.


Me cago en la suerte de pisar una mierda.


La vida es lo que haces en los intervalos entre las cosas que consideras tu vida.

(Pero Lester lo dijo mejor en The Wire: "Una vida, McNulty, ¿sabes qué es eso? ¡Es la mierda que pasa mientras estás esperando por momentos que nunca llegarán!".)


Si la poesía no es joven, ¿es siquiera poesía?


La juventud es un motor, la vejez una carrocería. Por eso hay viejóvenes y joviejos.


A la verdad no le importa la estética. Por eso a menudo se la tacha de sucia.


Cada uno sabrá con qué se regala y con qué se tortura.


Hay que cuestionarse la rutina rutinariamente.


En la puntuación hay más opinión de lo que unos cuantos letreros creen. ("Opinión": es decir, intención del emisor, por decirlo en unos términos académicos que les gustarán más.)


Y pensar que…

No sé

Todo es un enorme malentendido.


Quiero un caramelo.

Lo digo aquí porque soy estúpido.

Digo que soy estúpido porque me gusta echarme mierda, pero en realidad me creo listo.

Me gusta echarme mierda porque tengo algún tipo de complejo sobre no merecer lo que tengo y estar viviendo más injustamente y más egoístamente de lo que debería.

Me creo listo porque voy un poco más allá, y para mi ego y mi orgullo, eso es suficiente.

Más que eso, no sé.


Soy de tipo altamente reflexivo, poco ejecutivo.


Todos los días revoluciono mi mundo mentalmente y todos los días mi mundo se queda igual.


Dios murió en mi cabeza -lo maté sin querer- pero dejó un residuo cruel: la trascendentalidad. Ahora que quiero matarla, no sé.

Dado que no somos nada

Dado que no somos nada
nada más que una excepción
una excepción anonadada
anonadada de la Creación

Queda jugar a existir
a existir como personas
personas en un sinvivir
un sinvivir de neuronas

Queda ignorar el vacío
queda tomar los placeres
queda evitar el frío
y mientras hacer los deberes

No te enfrentes a la verdad
ni te hundas en el lodo
No tengo nada que enseñar
y quiero enseñarlo todo

Mierda

A life, McNulty, you know what that is? It's the shit that happens while you're waiting for moments that will never come!

Lester en The Wire, 3x09


Vamos a tocar la moral.


Soy un quejica redomado, pero he visto una entrevista de Céline y por lo visto, no más que él.


Soy un perfecto vago, y como tal, en una sociedad de justicia implacable se me habría acabado la tontería hace tiempo.


Si eres un posible empleador mío y estás leyendo esto para saber si soy tu hombre, hazte un favor y haz caso de lo que ves aquí, no de una posible carta de recomendación.


Si no escribes para que te lean, ¿para qué escribes?

¿Escribes por escribir? ¿Tan vacía es la vida?

¿Escribes por perdurar? ¿No sabes que desaparecerás igual?

¿Escribes por desahogarte? ¿No tienes amigos?

¿Escribes por hacer algo? ¿No hay nada mejor que hacer?

¿Escribes para ti mismo? ¿Tanto te necesitas?

Ahora no te acojones. Todas son razones perfectamente válidas, maldito.


Supongo que algunos tenemos tendencia a mirar el abismo …

La revelación de lo intangible

Vamos a escribir.


Todos tenemos nuestra mierda. No hay realidades personales menos reales que otras. Pero sí hay mierda más reveladora que otra. La mierda que ocurre en realidades límite, en los extremos de nuestra condición humana, lo que nos fuerza a ser algo más que lo fácil (sea este algo mejor, peor, distinto, parecido o algo completamente extraño), todo ello, guarda revelaciones que a menudo son tan complicadas de desgranar y clarificar que la única forma que se nos ocurre de transmitirlas no es intentando identificarlas y presentarlas directamente, sino narrándolas a través de sus personajes y circunstancias. Y así nacen las historias más fascinantes, las que nos acercan a la revelación de lo intangible.


Debe ser que me esfuerzo mucho por ser underground, porque llevo años escribiendo y consigo tener cada vez menos lectores.


Escribo con la capucha puesta, pero no porque sea un malote. Solo tengo frío.


"Patético" incluye "ético". Je. Je. Je.

Era mentira

Era mentira lo que decía el otro día de que quería quitarme las lorzas por Carmen. Es por mí, punto. Carmen -tengo esa suerte- me va a querer igual. Lo de las lorzas, además de ser una tontería, es una muestra tanto de mi ego como de mi inseguridad, sí, ambas cosas a la vez, porque por un lado soy tan dolor que me flipo aspirando a ser perfecto (y por lo visto unos abdominales entran en esa ecuación), y por otro, temo no ser suficiente para Carmen, y siento que tengo que hacer algo para estar a la altura. Y por lo visto lo más que llego a idear es una vía tan superficial como esa. Pero bueno, ya está, es lo que es, dicho está, ¡fuera!


Las fotos que acompañan estos textos tienen que ser un poco interesantes, un poco aburridas. No pueden quitarle el protagonismo a los textos, tienen que supeditarse a ellos, pero tienen que llamar la atención lo suficiente para que le sea más fácil a los lectores pinchar y animarse a leer un poco. Tienen que acompañar lo justo. Y para qué negarlo, son un…

Pasatiempo

trabajar es un pasatiempo,
disfrutar es un pasatiempo,
jugar es un pasatiempo,
gozar es un pasatiempo,
sufrir es un pasatiempo,
comer es un pasatiempo,
pensar es un pasatiempo,
ordenar es un pasatiempo,
limpiar es un pasatiempo,
comprar es un pasatiempo,
usar es un pasatiempo,
practicar es un pasatiempo,
la burocracia es un pasatiempo,
aprender es un pasatiempo,
enseñar es un pasatiempo,
escuchar es un pasatiempo,
esperar es un pasatiempo,
escribir es un pasatiempo,
y leer, por supuesto, también,
beber es un pasatiempo,
hacer fotos es un pasatiempo,
tocar música es un pasatiempo,
cotillear es un pasatiempo,
pintar es un pasatiempo,
chatear es un pasatiempo,
navegar es un pasatiempo,
las noticias son un pasatiempo,
los problemas son un pasatiempo,
los planes de fin de semana son un pasatiempo,
las películas son un pasatiempo,
las reparaciones son un pasatiempo,
los bocetos son un pasatiempo,
las inversiones son un pasatiempo
crecer es un pasatiempo
masturbarse es un pasatiempo,
duchars…

Ir más allá sin dejar el más acá

Imagina: un panorama político en el que todos los partidos proponen alternativas tan convincentes que no sabes a cuál votar porque no sabes cuál es mejor. Que el dilema fuera encontrar cuál es la mejor opción entre todas las buenas ideas.


Intento ir más allá sin dejar el más acá.


La mayoría de las tareas del hogar son de un tamaño ideal para poder sentir todos los días la satisfacción de haber terminado algo.


Un señor trajeado hablando por el móvil:
—Hombre, depende en qué condiciones. Quizás aparezca un Psyduck y entonces...
(Es lo que he oído).


Es mucho más difícil inspirar al escéptico que al ingenuo. El ingenuo experimentará fácilmente una transformación con la inspiración adecuada, mientras que para el escéptico no hay inspiración suficiente: siempre tendrá una idea de los puntos flacos de tal idea transformativa, sabrá cómo minimizar su impacto y cómo no dejarse influir por ella. Para bien o para mal, parece más fácil que sea moldeado por cierta inspiración un ingenuo que un esc…

Poca cosa

Cuando la vida es generosa contigo, no queda más remedio que ser generoso con todo el mundo.


Hay que mantener y fomentar la alegría del crear.


Hay que experimentar la soledad aplastante. No sé para qué, pero hay que hacerlo.


Demasiados "hay ques" por hoy. Hay que ser menos prescriptivo.


Hay una idea extendida que dice que "no hay que ser tolerante con los intolerantes", y me planteo: ¿se puede ser tolerante con los intolerantes pero, sin embargo, intolerante con su intolerancia?

El dilema de cómo hacer las redes sociales más humanas

Tengo un sentimiento paradójico con Internet y sus redes.

Por un lado tengo un maldito vicio con las redes sociales, y dedico demasiado tiempo a leerlas y releerlas, como si fueran a darme algo especial, más allá de entretenimiento temporal y a menudo superficial, o como si me fuera a esperar una notificación especial de algo que me fuera a hacer... ¿más feliz?

Por otro lado, tengo muchas ganas de comunicarme más a menudo y abiertamente sobre temas que me interesan, de todo tipo, y cuando pienso en hacerlo pienso, obviamente, en hacerlo a través de las redes sociales (llevo mucho tiempo pensando en ideas para vídeos, por ejemplo, pero no me termino de lanzar a ello).

Está claro que hay un montón de ventajas en estas plataformas, y seguro que por muchas de ellas estamos aquí viciados, pero desde hace un tiempo también noto cosas que no sé si son puramente humanas e inevitables, o están exacerbadas por estas plataformas (que es lo que parece), pero que llevan a ambientes muy polarizados…

¿El aburridismo ya es un estilo...?

¿El aburridismo ya es un estilo o hay que inventarlo?


No sé por qué pero, invariablemente, la Navidad me pone triste.


Admito que para cuando llega Navidad, ya estoy un poco hasta los cojones de todo. Y después, si hay suerte, se reinicia, amnesia y volver a subir la piedra a la montaña.


Nos quejamos de obras faraónicas, pero nos enorgullecemos de las catedrales.


No me convence la Navidad.


Por lo visto, cualquier discriminación es mala, salvo si es hacia una ideología política.

(Unos días después, me ha venido una parecida):

Por lo visto, cualquier prejuicio es deleznable, salvo los nuestros.


Aunque no tenga un gran reconocimiento social, el ser capaz de ganarse la vida con las limosnas recibidas por compartir tu arte en la calle ya es un gran éxito.

(Idea de portada de álbum de música. Título: "Grandes éxitos". Foto: una funda de guitarra con un puñado de monedas tiradas.)


Quiero trabajar para tener mucho tiempo libre.


Limpiar y cocinar son dos de las cosas más bonitas que s…

Algunas cosas de mi hoy

Si lo que quieres es escribir, si necesitas hacerlo aunque no sepas ni sobre qué, si te sientes bloqueado, siempre hay un tema que tienes a mano: hoy.


Hoy he dormido tan poco que no he parado de dormirme.


Hoy he salido del trabajo sobre las cinco, sin haber comido. Hoy he terminado de comer casi a las seis.


Hoy he podido darle mimos al gato. Últimamente maúlla más de lo habitual por la mañana. He dejado que me lama el jersey un rato en uno de sus ronrroneos frenéticos en los que queda obnubilado y después me he tenido que quitar el jersey y la camiseta, mojados ambos. También ha descansado sobre mí bastante rato, mientras yo también me quedaba dormido. Por suerte, cuando intenta cogerme las manos con sus patas ya no me saca las uñas como hacía al principio; creo que se ha dado cuenta de que no me hacen mucha gracia. En cierto momento mientras estaba en mi regazo ha hecho un gesto gracioso, parecía estar alargando las patas para abrazarme. Por otro lado, no ha comido casi nada de la co…

Escribir de escribir

No hago gran esfuerzo por venderme. Tiro la piedra y no escondo la mano, pero tiro la piedra hacia ningún lado. Cuando golpeas el vacío, nadie se ofende. Porque nadie se interesa. Es más cómodo así, sin deber cuentas ni explicaciones.


There's only so many types of handsome people. There are almost infinite variations of ugly.

(Me ha venido en inglés. En español:)

Hay un número limitado de tipos de personas guapas. Hay casi infinitas variantes de la fealdad.


Cuando, por primera vez en la historia, tras la muerte de alguien cercano, alguien consoló a otra persona con una pequeña mentira para calmar su dolor ("no se ha ido, en realidad, ahora tiene otra vida") nació la religión, y nos abrazamos a un engaño colectivo que nos caló hasta el fondo. Tanto, que seguimos padeciéndolo.


Escribir de escribir tiene algo extrañante.


Escribir de escribir es un poco hablar de nada.


Escribir de escribir es la masturbación de la palabra.


El medio (el código como medio) se puede convertir e…

Buitres del drama

Demasiadas protoideas. Demasiada ausencia de postdesarrollos.


Menos instagramear y más instafregar.


Como tantas otras cosas que damos por hecho, el jabón es increíble. Benditas moléculas antigrasa. Cómo narices sería el mundo sin ellas.


No me convence la palabra "detergente". Demasiadas "es". Creo que su pronunciación pide un giro vocal: "detargente".


Mis listas de cosas pendientes de hacer siempre pecan de optimistas.


Los escritores somos buitres del drama.


Soy más gato que el gato.


Si lo piensas, extraña que "ser un perro" sea una expresión con connotaciones negativas, dada la adoración actual por los canes y su imagen de prístinos amigos amorosos, leales y bonachones. Lo cual nos sugiere también que hubo un pasado en el que no debían parecer tan buenos, y sobre todo, que los estereotipos y preconcepciones mutan con el paso de las eras, y no necesariamente hacia una imagen más fiel.


Algunos solo podemos ser tan pijos como nos permita Mercadona…

Begoña

Abuela, te echo de menos.
Aquella fue una tarde muy bonita.

Quería sacarte junto a las flores, abuela, por una buena razón.

Te lo pasabas pipa con los patos.
Todavía me haces reír, abuela, y llorar.

No te pongas tan seria, mujer.