Ir al contenido principal

La mayor ficción de todas

Existen libros de bolsillo pero faltan bolsillos de libro.



Somos hormigas que cuentan historias.



Una historia oída en el pasillo del hospital, entre una limpiadora del hospital y una enfermera. La enfermera le ha preguntado a la otra por "el hijo de puta". La limpiadora le ha contado una historia de uno que le azotó el culo mientras limpiaba y, estando solos, le dijo que a ella no le tocaba nadie sin permiso y que como le volviera a tocar le metía una hostia que lo estampaba contra el cristal. "No volvió a dar problemas en todo el ingreso".



Una bio para Twitter:

Amo de casa y escritor. Me pagan por otras cosas.



Historia en la que varias personas de una familia van consiguiendo sus metas, solo para que al final, después de que todo pareciera perfecto, cada uno pierda sus logros en poco tiempo. Con estos nuevos reveses, la historia termina con una reunión familiar, en una comida en la que todos comienzan a bromear sobre sus penurias. Fin.



En la plaza frente a mi casa, una domingo por la tarde en Burgos, soleado y templado, hay algunas familias de gitanos y un par de musulmanas con sus hijos. El resto del barrio... ¿no tiene hijos, no quiere juntarse o no sabe disfrutar un buen domingo por la tarde?



Discusión de coches en el parque:
—¿Tú cuántas Vanettes has visto en Burgos? ¿Cuántas?... ¡Dos! ¡Hay dos! ¡Y mal! ¡Cuando la tenía el abuelo había por todas partes!



En la gran plaza de hormigón, los niños gitanos juegan a tirarse terrones de tierra y piedras de la base de los árboles. Son dos bandos, cuatro en un lado y dos en otro. En cierto momento, uno de los niños más pequeños rompe a llorar, parece que le han dado. Las madres gritan algo desde lejos. Un par de minutos después, todos vuelven a la carga.



He conquistado un silencio y ahora trabajo, sin querer, en perderlo.



A pequeña escala, el silencio es difícil de encontrar, y efímero. A gran escala, el sonido es casi imposible de encontrar, y fugaz.



Estoy enfermo de Vacío y Verdad.



La historia termina con un sentido. La vida sigue y pierde el sentido.



Las historias son relojes que hemos construido para convencernos de la mayor ficción de todas: que las cosas tienen sentido.



La soledad es un descanso, la compañía una necesidad.



Existe un enorme mundo de ficción disponible en lo que las cosas parecen ser.



La familia es la familia cuando ofrece amor sin condiciones. Lo otro es consanguineidad.






Comentarios

Entradas populares de este blog

El dilema de cómo hacer las redes sociales más humanas

Tengo un sentimiento paradójico con Internet y sus redes.

Por un lado tengo un maldito vicio con las redes sociales, y dedico demasiado tiempo a leerlas y releerlas, como si fueran a darme algo especial, más allá de entretenimiento temporal y a menudo superficial, o como si me fuera a esperar una notificación especial de algo que me fuera a hacer... ¿más feliz?

Por otro lado, tengo muchas ganas de comunicarme más a menudo y abiertamente sobre temas que me interesan, de todo tipo, y cuando pienso en hacerlo pienso, obviamente, en hacerlo a través de las redes sociales (llevo mucho tiempo pensando en ideas para vídeos, por ejemplo, pero no me termino de lanzar a ello).

Está claro que hay un montón de ventajas en estas plataformas, y seguro que por muchas de ellas estamos aquí viciados, pero desde hace un tiempo también noto cosas que no sé si son puramente humanas e inevitables, o están exacerbadas por estas plataformas (que es lo que parece), pero que llevan a ambientes muy polarizados…

Pasatiempo

trabajar es un pasatiempo,
disfrutar es un pasatiempo,
jugar es un pasatiempo,
gozar es un pasatiempo,
sufrir es un pasatiempo,
comer es un pasatiempo,
pensar es un pasatiempo,
ordenar es un pasatiempo,
limpiar es un pasatiempo,
comprar es un pasatiempo,
usar es un pasatiempo,
practicar es un pasatiempo,
la burocracia es un pasatiempo,
aprender es un pasatiempo,
enseñar es un pasatiempo,
escuchar es un pasatiempo,
esperar es un pasatiempo,
escribir es un pasatiempo,
y leer, por supuesto, también,
beber es un pasatiempo,
hacer fotos es un pasatiempo,
tocar música es un pasatiempo,
cotillear es un pasatiempo,
pintar es un pasatiempo,
chatear es un pasatiempo,
navegar es un pasatiempo,
las noticias son un pasatiempo,
los problemas son un pasatiempo,
los planes de fin de semana son un pasatiempo,
las películas son un pasatiempo,
las reparaciones son un pasatiempo,
los bocetos son un pasatiempo,
las inversiones son un pasatiempo
crecer es un pasatiempo
masturbarse es un pasatiempo,
duchars…

El genio de la multitud (Poema de Bukowski traducido)

hay suficiente traición, odio violencia absurdidad en ser humano
medio para alimentar un ejército cualquiera un día cualquiera

y los mejores en matar son aquellos que predican contra ello
y los mejores en odiar son aquellos que predican amor
y los mejores en la guerra finalmente son aquellos que predican paz

aquellos que predican a dios, necesitan a dios
aquellos que predican paz no tienen paz
aquellos que predican paz no tienen amor

cuidado con los predicadores
cuidado con los sabedores
cuidado con aquellos que siempre están leyendo libros
cuidado con aquellos que o detestan la pobreza
o están orgullosos de ella
cuidado con aquellos rápidos para halagar
ya que necesitan halagos de vuelta
cuidado con aquellos que son rápidos para censurar
temen lo que no conocen
cuidado con aquellos que buscan multitudes constantes ya que
no son nada solos
cuidado con el hombre medio la mujer media
cuidado con su amor, su amor es medio
busca la media

pero hay genio en su odio
hay suficiente genio en s…

Juego al Tetris pensando en Dios

Juego al Tetris pensando en Dios.


Dios es la ficción en la que más tiempo he invertido.


Vas andando. Alguien pita desde el coche. Miras y conoces al que ha pitado. Pero él no te mira: pitaba a otra persona.


En la calle. Un coche da un largo pitido, dirigido a otro coche. En la acera, un señor acompañado de otro, comenta: "¡Sí, hombre, sí! ¡Que tú también te equivocas!".


En la calle. Un adolescente hablando con adultos: "Si te compras un móvil malo, siempre será malo. Si compras un móvil bueno, siempre será bueno".


Debería haber un contenedor específico para tickets de compra y tarjetas de presentación.


¿Un gato entiende un no?

(No).


Seguramente la izquierda más violenta creó a Santiago Abascal, y la izquierda más censora será quien le aúpe. El fanatismo engendra fanatismo. Los extremos se refuerzan mutuamente. La exageración derrota a la templanza.


La limpieza debería entrar en el currículum escolar.


Sé que los limpiadores no están lo suficientemente bien pagados p…

Creer, crear, criar y croar

Quién pudiera escribir palabras con el peso exacto de la pena interna, nocturna, suprema.


Creo que creo (de crear).


Se hacen muchas estupideces con buenas intenciones.


Pero ¿qué puñetera necesidad tenía la Nada de crear Todo?

Y si existiera Dios: ¿qué puñetera necesidad tenía el Todo de crear Nada?


Los bebés y los animales conectan con lo primigenio de la vida.


La vida de un incapaz: una omnipresente pena con rayos sueltos de luz.


Iba con la bici por la ciudad, mirando los edificios, sin prisa (iba al trabajo). He pensado: "¡Querría vivir fuera de la ley!". Entonces he entrado en el paseo de la Isla, y en lugar de coger el camino central, el más bonito, me he metido en el carril bici.


Intento creer con criterio y crear sin él.


Prácticamente todo lo que afirmamos conlleva alguna incorrección. Si cada cosa que fuéramos a decir tuviera que ser Verdad Absoluta, no podríamos hablar.